El Delta del Ebro, paraíso natural

En las lagunas del Delta del Ebro viven flamencos que toman el vuelo y tiñen el cielo de tonos rosados. Bien cerca, los arrozales llenan de verde toda la llanura hasta fundirse con el azul del río y el color tostado de las playas arenosas, con dunas y juncos, ya junto al mar. Toda esta variedad de tonalidades que reúnen los paisajes de la desembocadura del Ebro son el reflejo de la riqueza ambiental que ha convertido este rincón del sur de Cataluña en uno de los espacios naturales más importantes del mediterráneo occidental. ¿Queréis descubrirlo?

El Parque Natural del Delta del Ebro está situado en la desembocadura del río más caudaloso de la Península Ibérica, el Ebro. En sus 320 Km2 descubriréis dunas, salinas, lagunas, más de 350 especies de pájaros y una inmensa llanura -recubierta en buena medida por arrozales- que configura la principal zona húmeda del Principado. Visto desde el cielo, el Delta del Ebro toma formas espectaculares, sobre todo, por los brazos del suelo que cierran los puertos naturales de la bahía del Fangar -en el norte- y de los Alfaques -en el Sur.

También destacan lugares como la laguna de la Encañizada, la mayor del Parque Natural. No olvidéis los prismáticos porque desde los miradores que se han habilitado a su alrededor se pueden ver, entre otros, aves como la garceta común, la garcilla bueyera, el ánade real o la garza imperial. Todo un paraíso para los aficionados a la ornitología. Bien cerca se puede visitar la Casa de Madera, un edificio singular construido el año 1926 que hoy es un un centro de información del Parque Natural del Delta del Ebro y acoge un pequeño museo ambiental. Se puede visitar una exposición de aves disecadas, con 182 aves de 134 especies diferentes representativas de cada uno de los ambientes deltaicos: las lagunas, el río, los bosques de ribera y las playas.

El camino que desde el Encañizado te trae hacia Sant Carles de la Ràpita bordea los arrozales que cubren casi todo el territorio hasta tocar el puerto natural de los Alfaques, cubierto por la península de la Banya. Este brazo del suelo es uno de los espacios más singulares del Parque Natural del Delta del Ebro y por su valor ambiental fue declarado Reserva Natural. Su importancia radica en la gran cantidad de aves acuáticas y marinas que acoge: concentra una gran colonia de flamencos y la mayor población de gaviotas de Audouin de toda Europa. En verano, en las playas que bordean todo este paisaje, los bañistas o cicloturistas interesados se entretienen contemplando los espejismos que genera el calor, entre dunas bajas que se forman en unas playas áridas y arenosas. Todo un paraíso para los amantes de la naturaleza y la calma.

Más información y reservas en la web de la Estación Náutica Sant Carles de la Ràpita – Delta de l’Ebre


Dejar una Respuesta

Additional comments powered by BackType

comments-bottom

Visita

Disfruta el mar Visita Catalunya Agència Catalana de Turisme

Agenda

<<nov 2019>>
LMMJVSD
28 29 30 31 1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 1
Get Adobe Flash playerPlugin by wpburn.com wordpress themes